Día de ayuda al porno

•abril 23, 2010 • 8 comentarios

Con motivo de una propuesta realizada a través de Milkyway Channel, he decidido abrir aquí una entrada en la que desarrollar con más amplitud y detalle algunos aspectos de la misma.

Como en toda innovación, lo lógico es encontrar ciertas reticencias iniciales, incredulidad o falta de fe en el proyecto. Pero cualquier emprendedor sabe que ese es un precio que siempre hay que pagar.

Precisamente por eso, en lugar de centrarme en las voces que lo califican de utópico, voy a hacerlo en explicar herramientas prácticas y procesos que pueden desarrollarse para llevarla a cabo.

Ah, por cierto, si no sabes de lo que estoy hablando, puedes leer el artículo que contiene la propuesta aquí.


Una de las cosas que me ha llamado la atención leyendo los comentarios del artículo, ha sido como algunos tratan de vincular la propuesta a la solución de los problemas del sector y hablan de desunión, de intereses y de un montón de cosas que habría que resolver con anterioridad para poder llevarla a cabo.

Nada de eso es cierto. Ni estoy proponiendo una fórmula mágica que solucione todos los males, ni la existencia de esos problemas impide o dificulta la puesta en marcha de esta propuesta de un día de ayuda al porno.

Todo esto parecen más subterfugios que otra cosa, porque la realidad es que todo lo que hay que hacer es apoyar la propuesta y darle visibilidad. A mayor visibilidad, mejores resultados pueden cosecharse, más gente puede involucrarse en ella y más beneficios se pueden obtener.

Es de cajón. Una adhesión mayoritaria incluso permitiría acceder a medios de comunicación generalistas como televisión y periódicos (no me negareis que sería noticia ponernos de acuerdo en algo, pero es que, además, un “Día de ayuda al porno” es un titular bastante noticiable por lo curioso de la misma).

Además, siempre se conseguirá una mayor concienciación si el propio usuario ve que todos los interesados están detrás que si la iniciativa se identifica con unos o con otros. Aquí poco importa de donde parte la idea, de lo que se trata es de extenderla.

Para ello, creo que no está de más reseñar una serie de acciones que se podrían llevar a cabo para que los apoyos recabados no queden en palabras del tipo “Bien, chavalote, buen intento“, con palmadita en la espalda incluída.

- Actores y actrices: grabar videos para youtube, comentarlo en sus propias webs, dejar comentarios de apoyo en el artículo, crear sus propios grupos en facebook o integrarse en los que se hayan creado, promoverlo entre sus fans compartiendo links sobre el tema

- Webmasters: Comentarlo en sus propias webs, crear banners, escribir artículos sobre ello o citar los que otros hayan escrito, crear sus propios grupos en facebook tipo “El 1 de Junio paga por porno-grupo (nombre del website)”

- Sponsors: promover ofertas especiales para ese día, crear banners y herramientas promocionales al efecto

- Líderes de opinión: mostrar de forma pública su apoyo a la campaña

- Aficionados: Integrarse en grupos de Facebook que promuevan la iniciativa, comentarla en foros, darle visibilidad en la medida de lo posible, aportar habilidades propias.

Con esto último me vengo a referir a que cualquiera, de un modo u otro, puede poner un granito de arena para este fin. Estamos hablando de integrar a personas que consumen porno, es decir, que les gusta este tipo de producto, pero que habitualmente no gastan dinero en él.

Personas que entienden el hecho de hacer un gasto ese día, por mínimo que sea, como un acto de apoyo para que el sector pueda mantenerse a flote.

Entre estas personas habrá de todo: un diseñador puede hacer un logo para la campaña, o  unos banners, un traductor puede traducir determinados artículos o textos para que la campaña pueda extenderse a nivel global y no se vea limitada por barreras idiomáticas…cada uno decide cómo aporta y en qué medida. Lo importante es no quedarse de brazos cruzados.

En este sentido quiero destacar la actitud de alguien como Susana Fortín (http://www.sfexplosive.blogspot.com/), una persona que sin ser profesional del sector ni tener nada a ganar directamente, ya se ha puesto manos a la obra, y en lugar de entrar en disquisiciones filosóficas acerca de los problemas del porno y el sexo de los ángeles, ha comenzado a moverse y a promover activamente la campaña. Como muestra os enseño los dos banners que ha creado


Ella misma afirma no ser diseñadora y de hecho pide  ayuda para mejorar ese diseño, pero lo realmente valioso de Susana no son tanto sus habilidades con el Photoshop, como su actitud. Una actitud que es un ejemplo que deberían seguir los profesionales del porno, que son los que tienen algo a ganar y para quienes se ha lanzado esta campaña.

Imaginad qué ejemplo tan patético se puede dar al público en general si son ellos los que se movilizan para ayudaros y vosotros no moveis un dedo.

De cualquier modo creo que esta iniciativa puede encontrarse principalmente con dos trabas. Por un lado que se identifique excesivamente con mi persona o mi web, y que por ello otros no se impliquen en su difusión (ya se sabe como somos). Y por otro que la gente lo vea como una utopía, un imposible y por ello no mueva un dedo.

Para solucionar el primer problema es por lo que recomiendo que se creen grupos de Facebook propios que apoyen la idea, de forma que en poco tiempo, la autoría quede diluída. Y en cuanto al segundo problema, creo que la mejor forma de combatir esa incredulidad es ir marcándonos objetivos pequeños y asumibles, y según vayamos consiguiéndolos, marcarnos otros más ambiciosos.

¿Y yo qué?

Pues eso, que dificilmente puede convencerse a nadie de que haga algo si uno no predica con el ejemplo. Por lo tanto, no está de más que mencione lo que yo, a nivel particular, tengo pensado hacer para promover la iniciativa.

Tengo muy claro que no todas las acciones encontrarán una respuesta positiva, pero como seguro que si no se llevan a cabo no van a obtener resultado, al menos voy a intentarlo, para que no se diga que  no he puesto todo de mi parte.

- Crear un grupo semilla en Facebook, desde el que promover el concepto “El 1 de Junio paga por porno“, y tratar de que a partir de él se creen otros nuevos promovidos por empresas o profesionales.

- Continuar  la campaña desde Milkyway Channel, informando de las adhesiones, menciones, referencias y apoyos que se vayan cosechando.

- Tratar de que otros webmasters apoyen la campaña

- Dirigirme directamente a profesionales nacionales y extranjeros para invitarles a que se impliquen en su difusión

- Contactar con webs extranjeras para dar a conocer la campaña a nivel internacional

- Por último, si a lo largo de estas cinco semanas que quedan hasta la fecha señalada, se registra un apoyo generalizado, contactar con medios de comunicación como televisiones y periódicos para extender aún más su difusión

¿Y por qué todo esto? Aparte por las razones económicas evidentes que suponen un beneficio para todos, por otros motivos.


Primero porque esa web 2.0 con la que los gurús de internet se llenan la boca es exactamente esto. Involucrar a la gente, movilizarla, hacer que algo dentro de ellos se remueva, y no está de más que el mundo del porno, anquilosado en modelos de negocio obsoletos, se percate de la fuerza de las redes sociales y el marketing viral para incorporarlo a sus estrategias comerciales.

Y segundo porque, como el porno aún parece un tema tabú, que casi todos consumen pero nadie se atreve a reconocer, qué mejor manera de reivindicar nuestro poder como colectivo que una movilización a gran escala.

Los números no mienten, y si el día 2 de Junio las cifras de ventas han crecido exponencialmente será la constatación de que no somos una minoría, sino más bien una mayoría silenciosa que ese día se decide a actuar.

Por último, y a modo de ejemplo para los profesionales, quiero indicar que no es necesario que uno crea ciegamente en los resultados de esta campaña. Basta con que cada uno ponga de su parte y actúe.

Como decían los chicos de NikeJust do it“. El tiempo nos dirá los resultados, pero dejémonos de teorizar y dar recetas para solucionar nuestros problemos. Es hora de actuar.

Y si aún así sigues viendo esto como un bonito sueño irrealizable, no conviene olvidar que el primer paso para que un sueño se cumpla es que los propios interesados crean en él. Basta recordar que hace un par de años la selección española de fútbol consiguió un título europeo cuando nadie daba un duro por ellos.

Así que, como en aquellas fechas no dejábamos de repetir, la palabra mágica es: “PODEMOS

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.